Milan

Galería Vittorio Emanuele II de Milán

Entre tantos destinos turísticos como hay en Italia, la ciudad de Milán suele pasar bastante desapercibida. Y es una pena, porque Milán tiene una serie de rincones especiales que merecen mucho la pena. El Duomo y el fresco de la Última Cena de Leonardo da Vinci son dos de ellos, pero quizá el más representativo de lo que es Milán es la galería Vittorio Emanuele II, considerado el “centro comercial más antiguo del mundo”.

Milán es la ciudad de la moda y un auténtico paraíso de las compras -aunque, desgraciadamente, para aquellos que tienen mucho dinero-. La zona del llamado Quadrilatero d’Oro, las calles situadas entre las zonas de Montenapoleone y San Babila, es un barrio de calles estrechas y tiendas de lujo donde, si estamos dispuestos a tirar de cartera, podremos sentirnos los reyes de la ropa de marca.

Te puede interesar: De compras en Milán

Pero estas tiendas de lujo tienen su origen en la Galería Vittorio Emanuele II, una pequeña zona comercial cubierta que se abre en un lateral de la Piazza del Duomo con un arco monumental y que consta apenas de dos tramos de calle perpendiculares cubiertos por una bóveda acristalada que conectan el Duomo con el famoso teatro de La Scala.

Galeria Vittorio Emanuele II

Entrada a la Galería Vittorio Emanuele II desde la Piazza del Duomo.

Algo que hoy sería ridículo para un centro comercial moderno, pero que a mediados del siglo XIX, cuando fue construído, debía ser el no va más de la vida comercial. No obstante, en la Galería Vittorio Emanuele que vemos hoy han cambiado muchas cosas desde su apertura en 1865. Los bombardeos de la II Guerra Mundial destrozaron las bóvedas, que tuvieron que ser reconstruidas y el colorido pavimento actual data de una reforma de los años 60 del siglo pasado.

Milan compras

Vista diurna de la Galería Vittorio Emanuele II de Milán. Muchos turistas curiosos y las tiendas de lujo abiertas.

La Galería Vittorio Emanuele II, un icono de Milán junto al Duomo

La Galería Vittorio Emanuele II es uno de los iconos turísticos de Milán. Su entrada principal está situada en la Piazza del Duomo y, junto con la fachada de la catedral, forma la gran estampa turística de la ciudad.

Atravesado su arco de entrada principal, nos encontramos con una galería peatonal de unos 200 metros de arquitectura monumental cubierta por una bóveda acristalada y un pavimento colorido. A mitad de este camino principal, esta calle principal se cruza con otra similar- aunque algo más pequeña- formando una plaza octogonal con una cúpula de cristal.

Galería Vittorio Emanuele II Milan

Detalle de la cúpula central de la Galería Vittorio Emanuele II de Milán.

Durante estos apenas 200 metros, podremos caminar entre tiendas de lujo -también había un McDonalds, pero el ayuntamiento forzó a cerrarlo hace unos meses para hacer espacio a una tienda de Prada- con escaparates con productos de marca a precios ridículos (ridículamente caros, nos referimos) y elegantes restaurantes con terrazas acristaladas.

Gucci Milan

Bolsos en un escaparate de la tienda de Gucci en la Galería Vittorio Emanuele II. El más caro cuesta 4.900 euros.

Visitar la galería Vittorio Emanuele II por la mañana difiera bastante de hacerlo por la noche. En ella nunca faltarán los turistas, pero por la mañana, con las tiendas abiertas, nos encontraremos también a los curiosos y compradores. Por la noche, el momento más relajado para caminar por ella, podremos disfrutar de su bella iluminación fuera del bullicio de las horas comerciales.

Vittorio Emanuele II Milan

Interior de la Galería Vittorio Emanuele II de Milán por la noche. La iluminación la hace más bella, pero las tiendas están cerradas y no hay vida comercial.

Ambas visitas -la diurna y la nocturna- son muy recomendables. Además, por la noche podremos disfrutar también de la vista iluminada de la fachada del Duomo.

Piazza Duomo Milan

Entrada desde la Piazza del Duomo a la galería Vittorio Emanuele II por la noche.

Llegar a la Galería Vittorio Emanuele II es muy sencillo. Está en la Piazza del Duomo, el centro neurálgico de la ciudad -ningún milanés de buena voluntad podrá decirte que no sabe donde queda-, y en transporte público basta con llegar hasta la estación de metro Duomo.

Y, por supuesto, si no tenemos mucho tiempo para quedarnos en Milán, la Galería Vittorio Emanuele II también es una visita obligada, como os contamos en nuestro artículo anterior sobre qué ver en Milán en un día.

Artículos más recientes

Qué ver en Bérgamo

Bérgamo es una pequeña ciudad situada aproximadamente 50 kilómetros al este de Milán. Sin ser la ciudad más turística de la zona, a Bérgamo le ha salido un aliado inesperado en forma de vuelos de bajo coste, que han favorecido que muchos viajeros de paso dediquen unas horas a visitar la ciudad.

Lago Como: Qué ver

Mientras preparaba mi reciente viaje a Milán, mucha gente me ha comentado que se trata de una ciudad poco interesante, en la que solo destacaban el Duomo y la Galleria Vittorio Emanuele II. Hay que reconocer que la capital de Lombardía es quizá más comercial y urbana que monumental, pero si dijéramos que no es atractiva turísticamente, somos injustos. Entre otras cosas, porque a una hora del centro de la ciudad nos encontramos con los impresionantes paisajes alpinos del Lago Como y el atractivo de localidades ribereñas como Bellagio.

Milan

Galería Vittorio Emanuele II de Milán

Entre tantos destinos turísticos como hay en Italia, Milán suele pasar bastante desapercibida. Y es una pena, porque tiene una serie de rincones especiales que merecen mucho la pena. Quizá el más representativo es la galería Vittorio Emanuele II, el “centro comercial más antiguo del mundo”.